Google Chrome tiene su propio cache interno de DNS. A veces, cuando alguna web cambia de IP Chrome intenta acceder a la antigua IP una y otra vez, sin posibilidad de refrescar la pagina para que cargue la pagina desde la nueva IP de manera correcta. 


Para lograrlo, es necesario limpiar la caché de DNS de Chrome siguiendo los siguientes pasos:


1.- Navega a la siguiente dirección: chrome://net-internals/#dns 

2.- Pulsa sobre el botón "Clear host cache".

3.- Cierra Chrome y vuelvelo a abrir

4.- Carga la pagina en cuestión y pulsa Control + f5


Con estos pasos Chrome ya debería acceder a web sobre la nueva IP